contador gratuito Saltar al contenido

Los beneficios de la cúrcuma

Tomado de la raíz de la Curcuma longa planta, la cúrcuma es una especia que se ha utilizado durante mucho tiempo en la cocina tradicional india. En estos días, sin embargo, puedes encontrarlo prácticamente en todas partes; en suplementos para la salud, en tés e incluso combinados en elegantes lattes en cafeterías.

La cúrcuma ha explotado en popularidad en gran medida debido a sus beneficios para la salud. Naturalmente antiinflamatorio, tiene fama de aliviar una variedad de problemas de salud, que incluyen artritis, fatiga e incluso depresión.

¿Quieres intentarlo tu mismo? Siga leyendo para aprender todo sobre este ingrediente único pero poderoso.

¿Qué es exactamente la cúrcuma?

Reconocida por su característico color dorado, la cúrcuma está relacionada con el jengibre. Crece naturalmente en la India, partes de Asia, así como en América Central.

La reputación de la cúrcuma como un sanador holístico no es nada nuevo: Ayurveda ha promocionado durante mucho tiempo sus propiedades medicinales, tradicionalmente prescribiéndolo todo, desde problemas digestivos hasta resfriados y articulaciones dolorosas. También se dice que la cúrcuma equilibra los tres cuerpos doshas, o energías biológicas.

Cúrcuma y medicina moderna

Las habilidades curativas de la cúrcuma provienen de su compuesto activo, la curcumina, que se ha estudiado ampliamente en entornos de laboratorio. Aunque los científicos aún no han determinado exactamente cómo funciona la ciruela dentro del cuerpo, los experimentos han demostrado que es muy prometedora para curar y prevenir enfermedades.

Alzheimer

La investigación ha encontrado que la curcumina puede ser efectiva para prevenir la formación de placas beta-amiloides, que están asociadas con la aparición de la enfermedad de Alzheimer.

Inflamación

Los estudios clínicos y de laboratorio sugieren que la cúrcuma reduce la inflamación, una fuente importante de varios problemas de salud.

Problemas de hígado

Debido a sus propiedades antioxidantes, la curcumina ha demostrado desempeñar un papel importante en la prevención del daño hepático en ratas.

Digestión

Un estudio realizado en 2004 encontró que los participantes con SII notaron una reducción en el malestar abdominal cuando tomaron suplementos de cúrcuma.

Control de dolor

Un estudio preliminar de pacientes con artrosis de rodilla descubrió que la curcumina era tan efectiva como el ibuprofeno para controlar los síntomas del dolor (y todo sin los efectos secundarios potencialmente dañinos de los analgésicos tradicionales).

Cánceres

Los estudios en animales han demostrado que la cúrcuma puede prevenir el cáncer de colon, estómago y piel en ratas expuestas a carcinógenos.

Otros beneficios de la cúrcuma

Proteger la inflamación y la enfermedad no es el único beneficio que la cúrcuma tiene para ofrecer. También contiene nutrientes imprescindibles como manganeso, hierro y potasio. Y con tan solo 29 calorías por cucharada, también es baja en grasa.

Cómo usar la cúrcuma

La cúrcuma se consume mejor con ingredientes que aumentan la capacidad del cuerpo para absorber sus nutrientes. Cocinarlo con una grasa soluble es una de las mejores maneras de aumentar su eficacia: pruébelo en un curry picante o revuélvalo con algunas verduras salteadas con aceite de coco o aceite de aguacate.

Otro ingrediente que combina bien con la cúrcuma es la pimienta negra, que contiene piperina. La piperina mejora la absorción de la curcumina en el cuerpo en aproximadamente un 2,000%. Si se encuentra buscando en los estantes suplementos de cúrcuma, siempre revise la lista de ingredientes para ver si contienen piperina, ya que esto significa que obtendrá el máximo provecho de su suplemento. La cúrcuma también es una deliciosa adición a las bebidas. Mira esta receta, que presenta una mezcla de leche de coco, canela, jengibre y cúrcuma para crear un tónico dorado que es perfecto antes de acostarse. Ñam!

¡Te has suscripto satisfactoriamente!